TEBEOSFERA \ TEBEOTECA \ AUTORES  \  HUMORISTA


FORGES


Madrid, 17-I-1942

Nombre: Antonio Fraguas de Pablo.

Firma: Forges

Biografía ( > )

Enlaces ( > )

[ Forges, con la juvenil apariencia que gastaba en los noventa. Fotografía © 1992 Pedro Menéndez ]


FORGES O LA INOCENCIA RECUPERADA, artículo por J.M. Hinojosa

En tiempos como estos que corren, en los que pensamiento, cultura, valores sociales y morales de la inmensa mayoría tienden a una preocupante homogenización, y casi todas las voces que aparecen en diferentes medios de comunicación proclaman la verdad feliz de un sistema del que todos formamos parte, resulta tremendamente alentador comprobar que aún podemos encontrar voces dispares, tan excepcionales como únicas. Voces que nos dan, desde la pequeña ventana del mundo por la que cada día contemplan el mundo en que habitamos, una visión singular, menos complaciente, pero mucho más realista de la vida sobre este planeta. Son autores que hacen del humor gráfico, de la ironía, de la sátira una forma tan personal como auténtica de ofrecer una mirada diferente a la sociedad contemporánea. Aunque los autores son numerosos, podríamos señalar entre los más destacados a Ricardo, El Roto o Forges, autor del que nos ocuparemos en los párrafos siguientes.

Si en El Roto predomina la sátira de unos personajes que se enfrentan con cinismo al mundo que les ha tocado vivir, en las viñetas de Forges sus personajes se dejan llevar por la perplejidad de un mundo que no llegan a entender del todo, ya sea en el ámbito de las relaciones, de pareja, entre amigos; ya sea en el ámbito de la política; ya sea en el ámbito laboral, sin más arma que el sentido común, como se puede observar en muchas de las viñetas creadas por este genial autor. Forges parte siempre de la comprensión y la ternura. Sus personajes, aun dentro de su condición de caricaturescos, están sentimentalmente próximos a nosotros. No hay burla del autor, ni nuestra, hacia ellos; se establece una simpatía nacida de la certeza de que al contemplarlos desde inesperados puntos de vista, estamos de algún modo autocontemplándonos. En palabras del humorista: El sentido del humor sugiere la constatación de la realidad, de lo que hacemos los seres humanos, sobre todo en nuestra civilización, pasándola por el prisma del sentido común. Muchas de las acciones que cotidianamente realizamos, si las pasamos a través del sentido común, surge la expectativa del mundo.

Y son estos personajes, tan cercanos a nosotros, los que muestran la inteligencia a la que se refiere Forges, ya sea a través del sentido común, ya sea a través de la lectura, metáfora en sus viñetas, de una forma de pensar que puede no estar dentro de los llamados parámetros sociales. Pero la lectura, como la inteligencia, en las viñetas del humorista, se muestra como un peligro del que la sociedad debe resguardarse. En palabras de Forges:

«Leer, leer. Mientras haya un ser humano que lea, el imperio no podrá ser legal. Se ve clarísimamente a través de la televisión y demás medios de comunicación, que lo que se pretende es que no se lea. ¿Por qué? Porque la lectura es la vacuna de las neuronas contra la estupidez.»

Y el lector se convierte, en las viñetas de Forges, en un elemento incómodo al que sistema no parece encontrar sitio alguno, un individuo que de una forma u otra debe ser suprimido de esta cadena social. En palabras del mismo autor:

«Es esa estupidez que aflora en la publicidad televisiva en general, en la cual los jóvenes son maravillosos, estupendos, no hay personas gordas, ni bajas, ni calvos. Esa tontería genérica es lo que se quiere expandir, y el que esté fuera de esos parámetros, está leyendo, se le señala con el dedo y se le excluye»

         Otro de los elementos que se repiten en su humor, es como hemos dicho antes, el de seres que muestran su perplejidad ante un mundo que nunca llegan a entender, por ejemplo, en el terreno de la tecnología. Esta perplejidad se refleja en la viñeta a través de una serie de palabras ininteligibles, que nos acercan de forma extraordinaria al asombro de personajes que, a veces, ni siquiera saben lo que están comprando. Se pretende que la gente sea estúpida, tonta y que compre. Hace relativamente poco, en una tienda de Barcelona cuando iba a pagar me di cuenta de que en la bolsa ponía un eslogan que pretendidamente era gracioso: "Compro, luego existo". Entonces devolví todo y no lo compré. Ahí está el matiz, en esas pretendidas gracias.        

         En el terreno de las relaciones, personajes desconcertados se enfrentan, también desde un lenguaje peculiar, a situaciones que les superan por completo, lenguaje que se convierte aquí en expresión de la fragilidad de todo ser humano y de la dificultad de toda relación de pareja, donde el mismo lenguaje parece, en ocasiones, dar lugar a formas de hablar, masculina y femenina, absolutamente diferentes:

         Si, como hemos dicho, Forges se acerca a personajes que de un modo, u otro, no encuentran su lugar en la sociedad, hay que referirse entonces al mundo de los jóvenes, a los que puede imaginar enfrentándose a una serie de tareas domésticas que son incapaces de realizar, una clase de crítica explícita a jóvenes que aún viven en sus casas, y no son capaces de hacer nada, pero también a un sistema económico que hace que los jóvenes no tenga oportunidad alguna de encontrar un trabajo medianamente digno.

         Pero si Forges toma parte claramente a favor de estos seres humanos, que de una u otra forma, se sienten excluidos de una sociedad que en ningún momento parece hacer el menor esfuerzo por entenderlos, o ni siquiera les ofrece una mínima oportunidad, ya sea económicamente, o laboralmente, también su humor puede hacerse deliciosamente hiriente a la hora de encarar la estupidez de los poderosos, de aquellos que tienen entre sus manos la capacidad de llevar las riendas del mundo, capaces, paradójicamente, de llevar al hombre a su destrucción. Forges se enfrenta a ellos, es obvio, desde el sentido común del que estos poderosos carecen. El humor como arma al servicio de todos aquellos que no tienen voz. Los que nos dedicamos a estos 'follones', escribiendo, dibujando, o, como dicen ahora los cursis, los comunicadores, tenemos como una especie de excelsa misión de cantar, gritar, sugerir, susurrar al poder, lo que nuestros lectores no pueden.

Así este humor se nos revela como arma eficaz contra la falsedad, un humor que puede desvelar, mucho mejor que el racionalismo formal o la didáctica automática, las contradicciones del espíritu humano, la estupidez, el absurdo.

         Uno de los principales humoristas españoles del siglo XX, Miguel Mihura, nos ofrece una cumplida definición de lo que es para él el humor, en la que hay y mucho de lúdico extrañamiento:

«el humor verdadero no se propone enseñar o corregir, porque no es esta su misión. Lo único que pretende el humor es que, por un instante, nos salgamos de nosotros mismos, nos marchemos de puntillas a unos veinte metros y demos media vuelta a nuestro alrededor contemplándonos por un lado y por otro (..) y descubramos nuevos rasgos y perfiles que no nos conocíamos

         Es obvio que esta definición de uno de los fundadores de una revista mítica, La Codorniz, puede aplicarse perfectamente al humor de Forges, ya que, a través de los personajes que aparecen en sus viñetas, podemos ver el mundo desde un punto de vista diferente y, al hacerlo, podemos observar rasgos y perfiles que estaban enfrente de nosotros, pero que éramos incapaces de reconocer. Forges escribe desde la comprensión y la ternura para defender a unos personajes que se enfrentan, en casi todas las ocasiones, a un mundo sin sentido sin más arma de defensa que la del sentido común, a menudo tan despreciado en la época convulsa en la que nos ha tocado vivir.


Biografía de Forges por Forges (de Doce de Babilonia, © 1992, Eds. B)

1942, 17 DE ENERO, 8 h. 30 a.m. (Capricornio, ascendiente Capricornio: tres trigonios equiláteros en su Carta Astral), Madrid-Maternidad de Santa Cristina, calle O’Donnell. Hijo de catalana y gallego, 2º de 9 hermanos. Niñez: enfermizo. Mal estudiante. Arriesgado portero de futbol. Amigo de hormigas, abejas y lagartijas. Y de Antonio Baena (el otro Blasillo de los dialogos). Escasez, dias sin sol, monaguillo, pan talon de pana, pelo al 1... Lector empedernido del Guillermo, de Richmal Crompton.

Con 15 años, tras suspender decenas de veces la Revalida de 4º, mayormente matemáticas, ingresa en la recién nacida TVE, tras cursar un Master de Botijo’s Boy, en el prestigioso Currant’s College de Oxford. Técnico de Telecine.

En 1962 pasa a Mezclador de Imagen. Dibuja entre programa y programa. Publica su primer dibujo en 1964, en el diario Pueblo, de la mano de Jesús Herminia, entonces mucho mayor que el. Luego, a Informaciones, con mucha gente de Pueblo. Jesus de la Serna le encomienda el dibujo editorial... (“Nunca hagas demagogia”). Diez Minutos. Mili. Furriel de Artillería. Se casa con Pilara.

Único español de su generación que en Mayo del 68, NO estuvo en Paris. (Nace Irene), 1969 (Nace Berta). Publica El libro de Forges. Colabora en Hermano Lobo y Por Favor... En 1973 (Nace Micaela) deja TVE y se dedica solo al humor gráfico... 1975: L.E. Aute y J. Munarriz componen el disco Forges Soud (Nace Tono). Estrena el filme País S.A.

1976: En enero publica Los Forrenta años, historia en viñetas del franquismo. 1977: Segundo “film”, El Bengador Gusticiero y su pastelera madre. Colabora en Interviú. 1978: La Consti, la Constitution de 1978 al alcance de cualquier lector/a. Colabora en El Jueves.

1979: Premio a la Libertad de Expresión de la Unión de Periodistas. 1980: Historia de aquí, la nuestra historia hasta la francesada de 1808, en seis mil y pico dibujos.

1981: Inicia su colaboración de Diario 16. 1982: Los Wordiales, los Mundiales de Fútbol de España.

1984: Publica la Historia Forgesporánea, desde Fernando VII a la llegada de los socialistas al gobierno (Se muere papá). De 1984 a 1986, en “El Estado de la Nación”, con Luis del Olmo. 1987: Organiza Humor en Comunidad, para la Comunidad de Madrid. 1989: Es uno de los 7 fundadores del diario El Mundo. Programa de televisión con Garci y Aberasturi, 3+2, para Canal Sur. 1990: Empieza a dibujar en Lecturas (Muere Quique).

1991: Deforme Semanal, programa de humor para Telemadrid. 1992: Primera novela Doce de Babilonia 1993: Programa La Ventana, en la SER, con Javier Sardá y el Sr. Casamajor. 1994: Exposición en Aranjuez sobre sus 30 años publicando chistes, 11.000 días... de Forges.

1995: Exposición en Tenerife. Abandona El Mundo y comienza su colaboración diaria en El País..

ENLACES

Ficha  >ir>>
Biografía y bibliografía  >ir>>

Entrevista de Macuarium 
 >ir>>
Entrevista de Meridiam  >ir>>

Algunas viñetas de Forges.-  >Varios>>
  >Aznar>> 
>11-M>>

VÍNCULOS:

HINOJOSA TORRES, J.M. (2002): "Roger Stern", en Tebeosfera 020831

HINOJOSA TORRES, J.M. (2002): "Enfermedades incurables", en Tebeosfera 021005

HINOJOSA TORRES, J.M. (2002): "Ricardo (y Nacho)", en Tebeosfera 021127

HINOJOSA TORRES, J.M. (2003): "Concrete. Extraña armadura", en Tebeosfera 030430

HINOJOSA TORRES, J.M. (2003): "Voces", en Tebeosfera 031019

HINOJOSA TORRES, J.M. (2004): "El Roto, sátira de una sociedad", en Tebeosfera 041015


 [ © 2005 J.M. Hinojosa Torres, para Tebeosfera 051230 ]